Visita del Colegio Rural de Viella

  • 0

Visita del Colegio Rural de Viella

IMG_5255

¡¡Hola a todos!! Lo primero presentarme, mi nombre es Alberto Alonso y soy piloto comercial e instructor de vuelo, quiero compartir con vosotros una experiencia realmente gratificante que me ocurrió hace unas semanas, y es que esa mañana ha sido una de esas que te llenan de momentos inolvidables.

Recibí la visita de 100 niños de entre 4 y 12 años procedentes de una agrupación de colegios rurales de Asturias, entre esos niños estaba mi hijo de 11 años y sus compañeros de clase a los que he visto crecer.

La expectación por mi parte era como la de un niño nervioso que debuta ante toda una sala de ojitos pequeños fijados en mí, atentos a todas las explicaciones y detalles, así que había que dar la talla.

Cuando llegó el bus y se bajó el primer grupo de 50 niños yo les esperaba en la puerta del hangar de La Morgal con mi uniforme de gala ya que la situación lo requería; los niños estaban ansiosos por ver los aviones y en cuanto les dije a los profesores que se podían acercar todos, se abalanzaron sobre mí como si de un rey mago se tratase, la sensación fue una pasada.

Algunos de ellos ya me conocían, otros no, pero ninguno de ellos me había visto antes en mi entorno de trabajo, rodeado de esas maravillosas máquinas que son los aviones, con mi ropa de trabajo, y eso les impresionó, lo notaba en sus miradas.

Comienza la charla y mi sorpresa al ver que absolutamente todos estaban callados quietos allí delante de mí sin pestañear, atentos a cada una de mis palabras, no me lo podía creer, estaba maravillado, era consciente de que ese era un gran momento en sus vidas, todos recordamos nuestras excursiones del cole, pero esta es especial, no hay antecedentes en Asturias de una visita escolar a un centro de vuelo con un piloto comercial como guía  para dar una charla de aviación, así que es algo que recordarán siempre y quizás haya valido para que alguno de ell@s en un futuro puedan llegar a surcar los aires.

Les he dado unas lecciones de aerodinámica, sistemas y estructura de las aeronaves, algún que otro cliché de aviación y sobre todo la lección de que hay que soñar en grande y perseguir pase lo que pase tus sueños, porque si le pones empeño y esfuerzo ese día llega, como me ha llegado a mí.

Ahora trabajo como instructor enseñando a volar a pilotos privados en la escuela donde yo pocos años atrás me subía por primera vez a un avión, durante este tiempo ha habido mucho esfuerzo y sacrificio pero la recompensa no es solo el cielo, sino la satisfacción personal de haber alcanzado mi sueño.

La experiencia de la visita ha sido genial, he estado toda la mañana con los dos grupos y se me ha pasado volando, les he podido transmitir la pasión que siento hacia este maravilloso mundo que es la aviación y eso se les notaba en sus caras, jamás las olvidaré.

Rodeado allí de tantos pequeños soñadores  han recargado los míos y me han dado una inyección de vitalidad brutal.

Agradecerles desde aquí la presencia en las instalaciones de La Morgal y gracias a todos los que disfrutéis leyendo estas lineas.

Un abrazo

Alberto Alonso


IMG_5254